Piensa Positivo : Tratamiento Contra VIH - by Liz Highleyman

POZ - Health, Life and HIV
Subscribe to:
POZ magazine
E-newsletters
Join POZ: Facebook MySpace Twitter Pinterest
Tumblr Google+ Flickr MySpace
POZ Personals
Sign In / Join
Username:
Password:
POZ Focus

Back to home » HIV 101 » POZ Focus » Piensa Positivo

Table of Contents

Spanish Newly Diagnosed

La Misma De Antes

Primer Paso

Coraje Para Revelarlo

¿Seguiré Teniendo Sexo?

Un Aviso A Su Bienestar

Tratamiento Contra VIH

 
What You're Talking About
It's Time for a TV Dramedy Series About Life With HIV (11 comments)

People With HIV Less Likely to Receive Cancer Treatment (9 comments)

Partial Disclosure (blog) (7 comments)

The WHO's Unwise Recommendation for Gay Men (blog) (6 comments)

Anti-PrEP Scare Tactics (blog) (5 comments)

True Story - An essay by a gay journalist and author who is tired of living in fear of HIV (5 comments)
Most Popular Lessons

The HIV Life Cycle

Shingles

Herpes Simplex Virus

Syphilis & Neurosyphilis

Treatments for Opportunistic Infections (OIs)

What is AIDS & HIV?

Hepatitis & HIV


emailprint

Tratamiento Contra VIH

by Liz Highleyman

Se sabe perfectamente que los medicamentos contra el VIH frenan su avance y permiten que las personas positivas tengan una vida saludable más larga. Pero esto no significa que tomarlos sea fácil. Un poco de información puede ayudarte a decidir cuándo comenzar a tomar pastillas?y cuáles tomar

No todas las personas positivas necesitan tomar medicamentos contra el VIH inmediatamente. Las guías actuales recomiendan empezar cuando tu recuento de células CD4 cae por debajo de 350 (consulta la página siguiente para obtener una explicación del recuento de CD4). Pero es una decisión que tú y tu médico tomarán basándose en cosas como si estás listo para empezar a tomar medicamentos, los valores de tus análisis de laboratorio y otras afecciones de salud que se presenten. El conocimiento de cuáles son los posibles efectos secundarios de los medicamentos (si se presenta alguno) es una parte importante del panorama (consulta “Los efectos secundarios”, en la página siguiente).

Si tú y tu médico deciden que es hora de empezar, el siguiente paso es seleccionar una combinación o combo. Hoy, hay más opciones que nunca, en cuatro clases de drogas (cada una afecta al VIH en diferentes puntos de su ciclo de vida). Hay inhibidores nucleósidos/nucleótidos de la transcriptasa reversa, conocidos como INTR (NRTI, por sus siglas en inglés, o “nukes”); inhibidores no nucleósidos de la transcriptasa reversa o INNTR (NNRTI, por sus siglas en inglés, o non-nukes); inhibidores de la proteasa o IP (PI, por sus siglas en inglés); y los inhibidores de la entrada o IE (EI, por sus siglas en inglés). También se están estudiando nuevas clases. Si quieres saber más sobre esta tema, visita el sitio Web www.AIDSmeds.com.

Los medicamentos para el VIH se toman combinados porque cuando se usa uno solo el VIH desarrolla rápidamente una forma de burlarlo (llamada, resistencia). Es más fácil controlar al VIH cuando lo atacas en diferentes puntos de su ciclo de vida. El tratamiento estándar (con frecuencia llamado terapia antirretroviral sumamente activa o TARSA (HAART, por sus siglas en inglés) combina al menos tres medicamentos, normalmente dos INTR más un INNTR o un IP. Las alternativas actuales permiten una terapia adaptada a tus necesidades. Estas son algunas de las cosas que debes tener en cuenta al escoger tus medicamentos:

POTENCIA: ¿Tiene el combo suficiente para controlar al VIH?
DURABILIDAD: ¿Puede el combo evitar la resistencia?
SEGURIDAD: ¿Cuál es el efecto a largo plazo del combo en tu cuerpo?
TOXICIDAD: ¿Puedes tolerar los efectos secundarios?
COMODIDAD: ¿Los medicamentos pueden entorpecer tu estilo de vida?
INTERACCIÓN: ¿Interactúan con medicamentos que estés tomando?

Una vez que tú y tu médico decidan cuándo empezar y qué tomar, queda por resolver cómo acostumbrarte a tomar tus medicamentos todos los días. Puede ser un reto tomar cada dosis de tus medicamentos como te lo indicaron, todos los días, y pasará un tiempo antes de que te acostumbres. Pero omitir dosis puede permitir que el virus cambie de forma de manera que le permita esquivar al medicamento, y el combo dejará de funcionar. El apoyo de otras personas positivas, así como de amigos y familiares, puede hacer que tomar los medicamentos sea más sencillo y algunos de los medicamentos nuevos pueden tomarse sólo una vez por día, y pronto aparecerán más opciones.

Conoce Los Resultados De Tus Análisis De Laboratorio
Si tienes VIH debes vigilar tu salud de cerca. Te realizarán extracciones de sangre cada tres o seis meses para ver cómo estás respondiendo al virus y para ver cómo está tu salud general. Aquí te detallamos algunos de los análisis de laboratorio con los que debes familiarizarte:

    Carga Viral Mide la cantidad de VIH en tu sangre. Los medicamentos pueden hacer que la carga viral se vuelva no-detectable, lo que no significa que el virus desaparezca sino que su nivel está tan bajo que no puede medirse: una muestra de que tu tratamiento está funcionando.

    Recuento De CD4 Los CD4 son los glóbulos blancos de tu sistema inmunológico (también llamados células T) que combaten a los invasores de tu cuerpo. El VIH mata estas células, por lo que su cantidad decrece con el tiempo. Las personas VIH negativas normalmente tienen un recuento de CD4 mayor a 800. Las personas VIH positivas con recuentos por encima de 500 tienen un sistema inmunológico bastante sano. El gobierno de los Estados Unidos recomienda empezar a tomar medi-camentos contra el VIH cuando el recuento de CD4 cae por debajo de 350. Debajo de 200, corres el riesgo de contraer infecciones oportunistas (IO) y tu médico puede recetar otros medicamentos para prevenirlas.

    Hemograma (CBS, siglas en inglés) Este análisis mide todos los tipos de células que hay en tu sangre. Vigila tu recuento de glóbulos rojos (si el recuento es muy bajo, significa que tienes anemia) y tus neutrófilos (un tipo de glóbulo blanco; si el recuento es bajo, tu riesgo de desarrollar infecciones aumenta).

    Lípidos En La Sangre Este análisis mide el nivel de grasas en tu sangre (lípidos), incluyendo el colesterol y los triglicéridos. Algunos medica-mentos contra el VIH pueden aumentar el nivel de grasa en tu sangre, y los lípidos altos pueden ser una señal de aumento del riesgo de desarrollar enfermedad del corazón.

    Azúcar En La Sangre Un nivel alto de azúcar en la sangre (también llamado glucosa) puede ser una señal de resistencia a la insulina, lo que puede producir diabetes. Algunos medicamentos contra el VIH pueden ponerte en un alto riesgo de desarrollar diabetes.

    Función Hepática Y Renal Estos análisis muestran cómo están fun-cionando el hígado y los riñones. Tu hígado procesa todo lo que asimilas, y algunos medicamentos contra el VIH pueden causar toxicidad en el hígado y problemas de riñón. Los análisis de hígado son especialmente importantes si, además, tienes hepatitis B o C.

    Pruebas De Resistencia Éstas nos indican si tu VIH ha desarrollado resistencia a ciertos medicamentos, lo que significa que dichos medica-mentos no pueden controlar tan bien al virus.




LOS EFECTOS SECUNDARIOS
Como evitar el miedo y la molestia

Muchas personas no empiezan un régimen de medicamentos contra el VIH porque tienen miedo a los efectos secundarios. Es cierto que los medicamentos pueden tener esas inconveniencias pero varias personas no manifiestan ningún efecto secundario o sólo efectos leves que pueden ser fácilmente controlados. Se puede sentir algunos efectos al comenzar un régimen nuevo, tales como nausea o diarrea, que  desaparecen en un lapso de días o semanas después de que el cuerpo se ajusta a los medicamentos.

Elizabeth Marte, orgullosamente dominicana y madre de dos hijos, fue diagnosticada en 1993. Ella ha lidiado los efectos secundarios varias veces al cambiar de régimen. ¿Cómo lo hace? Ella evita la comida grasosa y toma mucha agua con sus medicamentos; nunca se toma la medicina con el estomago vacío y si es necesario, también toma medicamentos para evitar o disminuir los efectos secundarios. Al tener una vida muy ocupada—ya que su hija está embarazada y su hijo tiene problemas de asma y alergia- Elizabeth pone el ejemplo en casa al tratar de mantenerse saludable y estar al tanto del cuidado de su familia.



[ Go to top ]

Join POZ Facebook Twitter Google+ MySpace YouTube Tumblr Flickr
Quick Links
Current Issue

HIV Testing
Safer Sex
Find a Date
Newly Diagnosed
HIV 101
Disclosing Your Status
Starting Treatment
Help Paying for Meds
Search for the Cure
POZ Stories
POZ Opinion
POZ Exclusives
Read the Blogs
Visit the Forums
Job Listings
Events Calendar


    aqua_31206
    Macon
    Georgia


    Poz_Qt
    Columbus
    Ohio


    cortaza100
    Chicago
    Illinois

This could be you!
Click here to join POZ Personals!
Ask POZ Pharmacist

Talk to Us
Poll
Will decriminalizing injection drug use help end the global HIV epidemic?
Yes
No

Survey
PrEP Course

more surveys
Contact Us
We welcome your comments!
[ about Smart + Strong | about POZ | POZ advisory board | partner links | advertising policy | advertise/contact us | site map]
© 2014 Smart + Strong. All Rights Reserved. Terms of use and Your privacy.
Smart + Strong® is a registered trademark of CDM Publishing, LLC.