Los elevados aumentos en los costos de la atención de salud en los Estados Unidos pueden hacer que asegurar una cobertura de salud para ti o para tu familia sea una tarea sobrecogedora. Pero si eres VIH positivo, determinar cómo pagar por tu atención y tratamiento y cómo navegar el entramado de opciones de atención médica en cada estado del país, puede ser directamente abrumador. Tu elegibilidad para recibir cobertura depende del estado en que residas, de tus ingresos, de tu situación de empleo, estado de salud, edad y ciudadanía. Afortunadamente, la Ley de Atención Asequible (ACA, siglas en inglés), también conocida como “Obama Care” ha expandido la cobertura de salud para millones de personas en los Estados Unidos.

Debido a que hay tantas formas de obtener cobertura de salud, es importante que primero trabajes con tu médico o profesional de atención médica para decidir cuál es el tratamiento correcto para ti. Hay muchas formas de suplementar tu seguro de salud para cubrir tus necesidades específicas. Muchas organizaciones locales de servicios para el SIDA, pueden incluso ayudarte a navegar tus opciones. Puedes encontrar una que te quede cerca en directory.poz.com.

Aquí presentamos un detalle de cómo puedes obtener tu atención médica y medicamentos para el VIH:

A través de tu trabajo

Los empleadores con 50 empleados o más están obligados por ley a ofrecer seguro de salud. Muchos negocios o empresas pequeñas también le ofrecen seguro a sus empleados porque al hacerlo califican para recibir créditos impositivos. Ya sea que tengas un trabajo que provea seguro médico o estés pensando en cambiar a uno nuevo, es importante que sepas que los empleadores que ofrecen seguro de salud no pueden discriminar en contra de los empleados a causa de su estado de salud.

Debes preguntarle a la persona que maneje el plan de salud en tu trabajo, o tu posible trabajo, acerca de los detalles de tu plan, para que puedas averiguar si cubre los medicamentos y atención que necesitas, así como cuáles serán los gastos por los que deberás pagar directamente de tu bolsillo. Pero tú decides si quieres hablarlo directamente y comunicarles que eres VIH positivo.

En el pasado algunos planes basados en el empleo no cubrían condiciones de salud pre-existentes (como el VIH), o imponían un período de espera antes de la activación de la cobertura o cobraban primas más altas o gastos directos a cuenta del usuario. Desde 2014, el ACA hace que todos los planes de salud cubran condiciones pre-existentes inmediatamente.

En muchos estados, Programas de Asistencia para Medicamentos para el VIH (ADAP, siglas en inglés) continuarán ayudando a pagar las primas y co-pagos de tu seguro de salud laboral.

A través de seguro privado

Los planes de seguro privado eran de un costo prohibitivo. Pero una de las principales características del ACA es la creación de intercambios de seguros de salud manejados por el estado. Estos intercambios ayudan a los individuos y a las pequeñas empresas a comprar planes de seguro de salud de calidad. Si un estado no crea un intercambio, el gobierno del estado federal puede poner uno a disponibilidad.

A partir de 2014, bajo el ACA, los planes privados no están autorizados a dejarte afuera o a cobrarte más debido al VIH o a ninguna otra condición pre-existente. Además, si tu salario anual está entre $11,170 y $44,680 por año individualmente, o $23,000 hasta $92,000 como familia de cuatro, podrás obtener un subsidio impositivo para ayudarte a pagar las primas de tu plan. (Si eres un inmigrante que no cumple con los requisitos para Medicaid porque no has vivido en los Estados Unidos por más de cinco años, aún puedes ser elegible para obtener estos subsidios). Y al igual que con el seguro de salud a través del trabajo, en algunos estados, ADAP puede llegar a ayudarte con tus primas y co-pagos.

A través de Medicaid y/o Medicare

Un poco más de la mitad de todos los estadounidenses con VIH obtienen sus medicamentos y atención médica a través de programas federales. Actualmente puedes calificar para obtener Medicaid si tienes bajos ingresos y eres parte de un grupo “categoricamente elegible”(niños, padres con niños a su cargo, mujeres embarazadas, y personas con discapacidades). Desde 2014, los estados tienen la opción de permitirte ser elegible para recibir Medicaid aunque no tengas una discapacidad (o aunque no formes parte de otro grupo elegible) si tu ingreso está 133 por ciento por debajo del nivel de pobreza federal. (Debes ganar menos de $14,860 al año si eres una persona, o $30,650 si eres una familia de cuatro). Contacta a tu oficina estatal de Medicaid para averiguar si esta es una opción disponible para ti.

Puedes calificar para obtener Medicare si tienes 65 años o más o si tienes una discapacidad permanente. Eso no cambiará con el ACA. Pero uno de los cambios que afecta a Medicare y que ya está vigente debido a ACA es que sólo pagas la mitad de lo que acostumbrabas pagar por medicamentos de marca. Y si ADAP paga por tus medicamentos, esos pagos ahora van a cuenta de ponerte al nivel de Medicare, donde casi todos tus gastos están cubiertos.

Además, a partir de 2014, la infame “brecha” de Medicare, con la que debías pagar todo el costo de tus medicamentos hasta alcanzar una cierta cantidad, será eliminada gradualmente.

A través de la Ley Ryan White (Ryan White CARE Act) y el Programa de Asistencia para Medicamentos para el SIDA (ADAP, siglas en inglés)

La Ley Ryan White CARE es el mayor programa con financiación federal para personas con VIH. Provee servicios de atención y apoyo a personas que no tienen seguro o no tienen suficiente cobertura a través de otros planes. La Ley Ryan White también provee fondos para ADAP. Casi un tercio de los estadounidences que reciben atención por el VIH reciben sus medicamentos a través de esta sociedad federal-estatal. Pero los requerimientos de ingresos, más los items exactos que cubre ADAP, varían enormemente de estado a estado. Encuentra la información de tu estado en relación a ADAP y comunícate para saber si calificas.

Incluso con nuevas opciones de cobertura a través del ACA, Ryan White continúa jugando un enorme papel para ayudar a cubrir las brechas en las coberturas y la asequibilidad. Pero los fondos de este programa dependen del Congreso, por eso es importante abogar por su reautorización. En los últimos años, algunos estados han tenido que crear listas de espera para ADAP.

A través de Programas de Asistencia para Pacientes (PAPs, siglas en inglés)

Finalmente, como último recurso, las compañías farmacéuticas se han unido para ofrecer medicamentos gratuitos o con mucho descuento para ayudar a personas de bajos ingresos que no califican para ningún otro seguro o programa de asistencia. Aproximadamente 30,000 estadounidenses con VIH obtienen sus medicamentos de esta manera. Tú y tu médico pueden encontrar el formulario de solicitud del Common Assistance Program Application (Programa Común de Asistencia) en hab.hrsa.gov/get-care.

Además de PAPs, algunas compañías farmacéuticas ofrecen asistencia para el co-pago de sus medicamentos, incluyendo aquellos que no son anti-VIH.

Last Revised: January 18, 2017