La sífilis es una infección bacteriana (Treponema pallidum) que se disemina más frecuentemente a través del contacto sexual. La infección generalmente causa la enfermedad en el curso de varios años. En las primeras etapas, la sífilis causa enfermedad en los genitales, las membranas mucosas y la piel. Si no se trata, la sífilis puede causar graves problemas, como problemas del corazón, problemas neurológicos (neurosífilis), ceguera, demencia y muerte.

Desde 1996, las tasas de sífilis han ido en aumento en los Estados Unidos, notablemente entre los hombres que tienen sexo con hombres.

La sífilis se pasa de persona a persona a través del contacto directo con una herida o lesión de sífilis, generalmente durante el sexo vaginal, anal u oral. Las mujeres embarazadas con la enfermedad pueden transmitírsela a sus bebés. La sífilis no se transmite a través de los asientos de los inodoros, los picaportes, al nadar en las piscinas, utilizar jacuzzis, compartir ropa ni a través de los cubiertos.

Si bien los problemas de salud causados por la sífilis en los adultos y recién nacidos son graves en sí mismos, las heridas genitales causadas por la sífilis en los adultos también facilitan la transmisión o infección sexual con el VIH.

Los estudios sugieren que las personas con VIH que se infectaron con sífilis pueden ser más propensas a desarrollar lesiones y pueden tener una progresión más rápida a la enfermedad causada por la sífilis. Una persona con el VIH también puede experimentar una caída en su recuento de células CD4 y un incremento de los niveles de VIH durante la sífilis temprana, pero mejoraría después del tratamiento.

¿Cuáles son los síntomas?

La sífilis es en realidad una enfermedad que consiste en varias etapas diferentes. Los síntomas de la sífilis dependen de la etapa de la enfermedad.

 

Sífilis primaria: En la mayoría de los casos, los únicos síntomas notables de la sífilis primaria es una llaga indolora (llamada chancro) que se desarrolla dentro de las dos a seis semanas después de que alguien se haya infectado con el T.pallidum. La llaga generalmente se desarrolla en el pene, la vulva, la vagina o el ano. También puede aparecer en el cuello del útero, la lengua, los labios y en otras partes del cuerpo. La llaga generalmente se cicatriza en unas pocas semanas sin tratamiento.

Cuando estas llagas están presentes el VIH se transmite más fácilmente. Alguien que es VIH positivo y tiene una llaga de sífilis es mucho más “infeccioso”, es decir, más propenso a transmitir su VIH, que alguien que no tiene un chancro. De igual manera, las personas VIH negativas que tienen una llaga de sífilis corren un riesgo más alto de infectarse con el VIH si tienen sexo sin protección con alguien que es VIH positivo.

Si tienes sífilis primaria y no recibes tratamiento, es posible que tu infección progrese a sífilis secundaria.

 

Sífilis secundaria: El síntoma más común de la sífilis secundaria es un brote de lesiones pequeñas y agrupadas, parecidas a la varicela, generalmente de color marrón-rosado, parecen una erupción que no pica. Puede aparecer en cualquier lugar del cuerpo, pero una erupción y llagas en las palmas de las manos y plantas de los pies son los síntomas clásicos de la sífilis secundaria.

Estas lesiones son altamente contagiosas. Pueden diseminar la bacteria si hay cortes en la piel. También pueden demorar varias semanas o meses en curarse y posiblemente volver a aparecer, si no son tratadas.

La sífilis secundaria puede ocurrir meses y hasta años después de la sífilis primaria, y puede durar hasta dos años o más. Otros posibles síntomas de sífilis secundaria incluyen fiebre, fatiga, molestias y dolores.

Sífilis latente: La sífilis latente (escondida) se diagnostica cuando una persona tiene anticuerpos para la bacteria pero no tiene ningún síntoma de la infección. Aunque alguien con sífilis latente en general no se considera infeccioso, es decir que es poco posible que transmitan la bacteria a otras personas, se recomienda el tratamiento para prevenir complicaciones graves de las últimas etapas de la enfermedad.

La sífilis latente puede ser latente temprana o latente tardía, dependiendo del tiempo durante el que una persona haya tenido la infección. Las personas con sífilis latente tardía (aquellos que han estado infectados durante al menos un año) o sífilis latente de duración desconocida (aquellos que no saben cuánto tiempo han estado infectados) requieren un tratamiento más agresivo que quienes tienen una infección latente temprana (los que han estado infectado por menos de un año).

 

Sífilis terciaria: Si la sífilis primaria, secundaria o latente no se trata, la bacteria puede propagarse y dañar los órganos internos, incluyendo el cerebro, los nervios, los ojos, el corazón, los vasos sanguíneos, el hígado, los huesos y las articulaciones. Ésto puede causar a una variedad de problemas de salud, incluyendo derrame cerebral, parálisis, aneurismo y enfermedad cardíaca.

 

Neurosífilis: Ésta ocurre cuando el T.pallidum infecta el cerebro o la médula (sistema nervioso central). La infección puede ocurrir durante cualquier etapa de la sífilis y puede causar grave daño neurológico, incluyendo parálisis, entumecimiento, ceguera gradual y sordera. La neurosífilis puede ser lo suficientemente grave como para causar una discapacidad permanente o la muerte. Estudios han encontrado que las personas VIH positivas infectadas con el T.pallidum son más propensas a desarrollar neurosífilis, incluso durante las etapas tempranas de la infección.

¿Cómo se diagnostica la sífilis?

La sífilis se conoce como “la gran imitadora”. Esto se debe a que muchos de los síntomas de la sífilis son iguales a los que se observan en otras enfermedades. Por lo tanto, las pruebas de laboratorio son necesarias para diagnosticar la sífilis.

Existen dos formas de diagnosticár la sífilis. Si tienes una llaga (sífilis primaria) o lesiones del tipo de la viruela (sífilis secundaria), tu doctor puede tomar una muestra y enviarla a un laboratorio para que sea examinada bajo un microscopio. Tu doctor también puede extraer una muestra de sangre y enviarla al laboratorio para ser analizada. Durante las primeras dos a tres semanas de la infección hay posibilidades de que un análisis de sangre resulte negativo cuando de hecho eres positivo/a (un resultado falso negativo). Se puede hacer una segunda prueba para confirmar si la bacteria está presente, usando la misma muestra de sangre.

¿Cuál es el tratamiento de la sífilis?

El tratamiento más efectivo para la sífilis son inyecciones de penicilina. De hecho la penicilina es la cura para la sífilis. La cantidad de penicilina usada para tratar la sífilis depende de la etapa de la infección. No existen suficientes estudios para recomendar alternativas a la penicilina para las personas que sean alérgicas al medicamento. Para dichos individuos, se recomienda que se sometan a un procedimiento de desensibilización de la penicilina.

 

Sífilis primaria y secundaria: Para las personas VIH positivas y VIH negativas, una inyección de penicilina es generalmente todo lo que se necesita. Sin embargo, algunos expertos recomiendan una inyección por semana durante tres semanas (un total de tres inyecciones) para las personas VIH positivas. A menudo esto depende de la salud general del sistema inmunitario, cuanto más bajo sea el recuento de células CD4, menos probabilidades hay de curar la sífilis con una sola inyección. En cualquier caso, se deben realizar pruebas de sangre de seguimiento para asegurarse de que el tratamiento haya conseguido curar la sífilis.

 

Sífilis latente: Las personas VIH positivas y VIH negativas con sífilis latente temprana generalmente son tratadas con una inyección de penicilina (Las personas VIH positivas con sífilis latente temprana deben primero hacerse una prueba de neurosífilis, para determinar si es necesario un tratamiento intensificado). Las personas VIH positivas y VIH negativas con sífilis latente tardía, o aquellos que no saben por cuánto tiempo han estado infectados con la sífilis, deben recibir una inyección de penicilina por semana durante tres semanas (un total de tres inyecciones).

Sífilis terciaria: Las personas VIH positivas y VIH negativas con sífilis terciaria deben recibir una inyección de penicilina por semana durante tres semanas (un total de tres inyecciones). También deben ser examinados para ver si presentan signos y síntomas de neurosífilis, para determinar si es necesario un tratamiento más agresivo con antibióticos.

 

Neurosífilis: El tratamiento de la neurosífilis a menudo requiere hospitalización. El tratamiento consiste en administrar penicilina por vía intravenosa (VI) cada cuatro horas durante un máximo de dos semanas. Las guías de tratamiento de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en Atlanta recomiendan que todas las personas diagnosticadas con sífilis sean cuidadosamente evaluadas para determinar si existe neurosífilis con un examen físico y pruebas del líquido cefalorraquídeo. Las personas que se sospeche tengan neurosífilis deben recibir tratamiento para la misma aunque las pruebas treponémicas del fluído cefalorraquídeo no confirmen el diagnóstico.

Las inyecciones de penicilina se administran directamente en el músculo del glúteo. Te pueden doler los glúteos por varios días después de cada inyección. Si tienes una alergia conocida a la penicilina, asegúrate de decirle a tu doctor antes de que te den la inyección. Hay otros antibióticos que pueden darte si eres alérgico/a a la penicilina. Debido a una tasa más alta de fracasos de los tratamientos de primera línea en mujeres embarazadas, algunos doctores recomiendan que las mujeres embarazadas diagnosticadas con sífilis reciban una segunda inyección una semana después de la primera.

Algunas personas se sienten mal después de recibir su primera inyección de penicilina. Esto se debe a la “reacción Herxheimer”, llamada así por el médico alemán que la observó por primera vez en 1895. Debido a que las inyecciones de penicilina actúan muy rápido contra la bacteria que causa la sífilis, pueden causar que las bacterias despidan altos niveles de toxinas mientras mueren. Esto puede causar síntomas como fiebre alta, sudor abundante, transpiración nocturna, náusea y vómitos. Los síntomas de la reacción Herxheimer generalmente duran unas pocas horas, y usualmente se pueden controlar con aspirinas, medicamentos anti-inflamatorios no-esteroides (NSAID, siglas en inglés), Benadryl, analgésicos, relaxantes musculares, u otros remedios. Debes hablar con un médico o enfermera acerca de tus opciones.

¿Se puede prevenir la sífilis?

Si. Dos personas que saben que no están infectadas y que sólo tienen sexo entre ellas no pueden contraer la sífilis. Si tienes relaciones sexuales con alguien y no sabes si él o ella tienen sífilis, un buen método para defenderte de contraer la sífilis es usar un condón de latex durante las relaciones anales o vaginales. Sin embargo, los condones no proveen una protección completa porque las llagas o lesiones de la sífilis a veces pueden estar en zonas no cubiertas por el condón.

La sífilis puede curarse, y no causará grave daño en los órganos, si se detecta y trata durante sus etapas más tempranas. Si notas cualquier llaga inusual en o alrededor de tus genitales, o piensas que puedes haber tenido relaciones con alguien que tiene sífilis, debes hablar con tu médico sobre la posibilidad de hacerte una prueba. De hecho, si eres sexualmente activo/a con múltiples parejas, debes considerar hacerte la prueba periódicamente, es una simple prueba de sangre.

Finalmente, es importante saber que si tratas y curas la infección con sífilis, aún puedes reinfectarte en el futuro.

¿Hay algún tratamiento experimental?

Si quieres averiguar si eres elegible para participar en algún estudio clínico que incluya nuevas terapias para el tratamiento o prevención de la sífilis, visita ClinicalTrials.gov, un sitio de los Institutos Nacionales de Salud de los EE.UU. El sitio cuenta con información sobre todos los estudios relacionados con el VIH en los Estados Unidos. Para obtener más información, puedes llamar a su línea gratuita al 1-800-HIV-0440 (1-800-448-0440) o enviar un email a contactus@aidsinfo.nih.gov.

Last Revised: March 31, 2017