“No somos disparados a la existencia como una bala de fusil cuya trayectoria está absolutamente determinada. Es falso decir que lo que nos determina son las circunstancias. Al contrario, las circunstancias son el dilema ante el cual tenemos que decidirnos. Pero el que decide es nuestro carácter.” José Ortega y Gasset (1883-1955) Filósofo y ensayista español.


Hola, ¿Cómo están?. Espero que muy bien. Yo por acá mucho mejor. Aunque full estresado con esto de mi trabajo. Hay tanto estrés alrededor aquí que ya casi no puedo chequear ni mi correo... siempre hay gente que se para atrás mío a mirar que es lo que hago o escribo. ¡Qué incómodo!. Ya casi no tengo tiempo de chatear con mis amigos en el messenger. En fin.

Mi salud está bien, problemas dermatológicos que molestan, caspa muy agresiva, que dicen se empeora en pacientes seropositivos. Bueno hay que hacerle a la lucha. Mi estómago está más fuerte aunque en esta semana se me aflojó una vez. En general estoy casi como nuevo (si no tuviera 30 años de usado jejejeje), estoy casi como si fuera ayer (ayer pero 30 años atrás jijijiji). Ahora hasta bromas hago :) que chistoso.

Algo que me preocupa un poquito pero que no le quiero dar importancia es el hecho de que se me olvidan las cosas ahora. Creo que es el estrés... el otro día dejé olvidado en el bus el libro sobre la creación de pequeñas empresas que leía.... fue porque casi me roban. Antes de ayer no recordaba dónde había dejado mi tarjeta de crédito... estaba preocupado por pagar algunas cosas. Y ahora comúnmente no recuerdo mis ventas de los días anteriores... hago mis reportes y todo, pero cuando mi jefe me dice ayer vendiste tal cosa.... mi mente está en blanco, no puedo recordar bien. A veces me he llegado a preguntar si podría ser "Complejo de demencia relacionado al Sida". Es una enfermedad que se origina por los daños que el virus hace al cerebro, causando cambios evidentes en su funcionamiento. Leí info al respecto de esto en Aidsmeds.com y nahh.... no tengo eso, solo tengo el puro simple y clásico estrés. Ya saben, no soy tan moderno en mis enfermedades... siempre conservador.

Veamos por donde comienzo... primero lo sencillo.

Esta semana me fui de viaje a una ciudad llamada Milagro. Por negocios, estoy tratando de conseguir ingresos extra así que me dirigí para allá para tratar de cerrar un negocio con un cliente, todos los gastos los cubrí yo. Pero lastimosamente no se pudo... así que acabé estresado, frustrado, enojado y viajado. Pero al menos lo del viaje fue chevere, luego decidí relajarme... hay que ser más condescendiente con uno mismo... no puedo seguir haciéndome mala sangre por cada cosa que no sale bien, hay que dejar que el río fluya... y volvernos como el agua (como dice Paulo Coelho) que sigue su camino sin detenerse y que se adapta a los obstaculos que tiene en frente y los rodea para volver otra vez al camino trazado.

Talvez vuelva a ir a Milagro a ver a un amigo. El tener algo de tiempo libre ha sido bueno... me he podido alejar un poco de la presión existente en mi trabajo... aunque hoy que trabajé 12 horas una vez más (me toca trabajar 11h mañana) sentí que me dolía la cabeza, como un dolor en la nuca. No veo la hora de salirme de esto y tener mis fines de semana libres como el resto de los mortales. Me muero de ganas porque este año termine... quiero que este 2007 quede atrás... que solo sea un recuerdo del peor año de mi vida hasta este momento... solo un recuerdo, quiero dejarlo atrás.

Ok, ahora lo serio...


El Dilema

Fui el miércoles de esta semana al curso de mi mamá sobre el Hiv. Al nivel 2. Hay aproximadamente 13 personas en el curso entre hombres y mujeres. Es interesante, aunque sigo considerando que tiene falencias. Me parece que el facilitador no pone todas las cartas sobre la mesa. Ya les explico...

Estaban hablando sobre la consejería, lo cual me pareció un tema acertado. Todo iba bien, yo comencé a preguntar y a aportar (como siempre... es imposible quedarme callado) quería contribuir con ampliar las ideas sobre el tema e indirectamente dar mi opinión como Hiv+ de que cosas son necesarias o importantes. En este curso nadie dice si son Hiv+ o si un pariente lo es... todos hablan "en tercera persona" incluso el facilitador que es Hiv+ hace más de 10 años. Esa es una de las cosas a las que me refiero cuando digo que no ponen todas las cartas sobre la mesa. En realidad no fuera de importancia si no sucedieran cosas como la que me pasó.

Hablando de la consejería post prueba comenté en la clase... lo que me pasó a mi. Lo comenté como dos casos separados y sin dar nombres. El caso de una amiga que había sido diagnósticada de manera muy brusca en la cruz roja y que no había recibido ningún tipo de información ni ayuda ni la habían dirigido a ninguna fundación donde la pudieran orientar. Todos se asombraron porque juran que este tipo de cosas ya no suceden aquí... ¡ja!, no sé en que país vivirán las personas de ese curso.. porque en Ecuador, definitivamente no.

Luego comenté mi experiencia sobre revelar mi estado a otras personas. Lo dije también en tercera persona y Ricardo, el facilitador, que también es Hiv+ y que sabe que yo lo soy me hizo una "jugada" que no se la voy a volver a aceptar JAMÁS. No hay recentimientos... por supuesto, pero si él no es capaz de hablar sinceramente sobre su estado... la siguiente vez que toquemos el tema se dará cuenta que no tengo temor a hacerlo. Todo comenzó porque les pregunté si una vez diagnósticados ellos pensaban que era correcto sugerir a las personas que contacten a sus últimas parejas sexuales y les comenten sobre la necesidad de hacerse la prueba de elisa.

Lo primero que me dijo Ricardo es que hace muchos años el Ministerio de Salud trataba de construir cordones epidemiológicos una vez tenían a una persona diagnósticada. Iban a su barrio con ambulancias y poco más y aislaban a toda la familia de esa persona y las familias vecinas. Mientras todo esto sucedía los familiares del paciente tenían la triste experiencia de enterarse del diagnóstico de su familiar “con bombos y platillos” y mientras esto sucedía... el resto del barrio se enteraba también. Los PVVS en Ecuador lucharon mucho para que este tipo de cosas dejasen de suceder, como resultado ya no hay cordones epidemiológicos. Todos estuvieron de acuerdo en que así era mejor.

Yo no estube del todo de acuerdo con ellos.

Me refiero a que primero que nada, la idea de una cadena epidemiológica (No un cordón, sino una cadena) es útil, ¿qué hubiera sucedido si yo no le hubiera dicho mi estado a la persona a quién reciéntemente ayudé? ¿Cuántas personas que pueden haber estado en riesgo no lo saben porque nunca se los han dicho? y por ende... ¿cuántas personas que están o han estado en riesgo NUNCA se han hecho un examen de elisa?. La idea de la cadena epidemiológica es buena... el error es pensar que se debe realizar geográficamente. Eso podría aplicarse a otro tipo de enfermedades pero no al Hiv, no en vano dicen que también es una enfermedad social. En mi caso al menos, yo vivo solo... así no podrían cercar a nadie en mi casa... casi no paso en mi barrio y definitivamente jamás tendría sexo con ninguna de mis vecinas y mi familia no corre riesgo de infección siendo que el Hiv no se infecta por medio de la convivencia... entonces...¿por qué carajos hacen cercos epidemiológicos basados en terminos geográficos?. A veces parece que a ciertos Dres o Gerentes de Proyectos les falta un poco de lógica.

Comenté también que había leído que en ciertas partes de Estados Unidos el Gobierno le pide a los nuevos diagnósticados una lista de personas con quienes han tenido sexo y que podrían estar infectadas. Se les llama sin revelar el nombre de la persona que las pudo poner en riesgo y se les dice (al menos creo que así se los han de decir):

“Srta muy buenos días, le llamamos del departamento de infectología debido a que una persona que ud. conoce íntimamente ha sido diagnósticada Hiv+ recientemente, quisieramos de manera cordial invitarle a que gratuitamente visite nuestras oficinas en fin de poder conversar y si ud. lo desea suministrarle una prueba de micro elisa gratuita con el fin de poder preservar su salud.”

Si la persona va o no, es problema de ella. Pero al menos sabe y está consciente que ha estado en riesgo y debe cuidarse. Al comentar esto muchas personas me dijeron "ah bueno si es así sí...". Pero en eso Ricardo el facilitador dijo:

"¿Y si estas personas dan positivo y demandan al que las infectó? sería peligroso... sería todo un lío“ - Y yo pensé ”He aquí dos cosas... primero, un seropositivo que se y nos autodiscrimina y considera que hacemos bien viviendo escondidos y no alertando a otros sobre los riesgos en los que pueden haber estado. Segundo, he aquí un capacitador que está enseñando a futuros promotores de salud que deben decirle a los nuevos seropositivos que deben esconderse y vivir acongojados... ahh... y no alertar a otros que podrían estar en riesgo“. Si eso no es doble moral... entonces ¿qué es?. ¿Cómo se supone que paremos la epidemia si los que ”luchan" contra ella son los primeros en detener la información que debe darse o las alertas a darse a los posiblemente infectados?. No me sorprende que en nuestros países casi nada se haya podido hacer para salir adelante y disminuir los números de infectados.

Volví a hacer enfasis en que en otras partes del mundo se manejaba este tipo de cadena epidemiológica por prevención. Y lo que me responderion fue "eso es en otras partes del mundo, tú estás en Ecuador". Ah claro, ¿entonces porque vivo en el tercer mundo las cosas no se pueden hacer bien?. De hecho algo así les dije... (para este momento los ánimos en la sala se estaban caldeando... la gente hablaba y comentaba... era como un pin pon entre Ricardo y yo otra vez.... cuando se supondría que como PVVS ambos deberíamos estar del mismo lado... pero por lo visto algunos de nosotros están más auto estigmatizados que las nuevas generaciones).

Ricardo acotó "es que tu no sabes la realidad, el miedo de la gente, la discriminación, la gente que tiene miedo a las represalias, a caer presos por haber infectado a otros. Yo he visto a muchas personas que aún siendo seropositivos siguen viviendo con sus parejas sin contarles su estado y manteniendo relaciones sexuales sin protección. Es más en el Hospital de Infectología hay un cerro enorme de examenes de personas que han salido positivas y que NUNCA los han ido a retirar... es un cerro enorme y nadie les ha avisado nada. Cuando yo pregunté porque no lo hacían me respondieron... que no tenían dinero para llamar a todo el mundo".

Yo le refuté diciendo que comprendía perfectamente la situación que se vive en el país, sin embargo esta situación como tal fue la misma en otras partes del mundo... y estos países los que ofrecen ahora mejores oportunidades de sobrevivencia para personas con nuestra enfermedad son países que optaron por un cambio en lugar de seguir la misma senda de temor y miedo que todos saben que existe... que todos critican... pero que MUY CLARAMENTE TODAVIA PROMUEVEN.

Y su respuesta fue como una bofetada o una patada entre las piernas... Ricardo me dijo:


“¡Es que eso dices tú porque eres seronegativo!”


Y ese si fue un golpe bajo viniendo de una persona que sabe mi estado seropositivo porque yo se lo comenté por email (esta era la segunda vez que hablabamos). Y no, no me digan que él se ha de haber olvidado... es obvio que se acuerda, es visible en su forma de saludarme, me saluda como a un “camarada”. Y bueno en lo que a mi respecta se me subió la bilirrubina y todos los demonios habidos y por haber... NO es un insulto que me digan que soy seronegativo... el insulto es que piensen que por lucir como luzco no puedo ser positivo, el insulto es pensar que LOS SEROPOSITIVOS SEAMOS LOS PRIMEROS BUSCANDO VIVIR ESCONDIDOS Y SIN PREVENIR A OTROS cuando la realidad que yo he visto es diferente. Cuando las personas se diagnóstican la mayoría quiere hacer algo para ayudar a los demás... pero hay ciertos “líderes” de PVVS (que son más incognitos que el agente 007) que "nos enseñan“ a que es mejor quedarse callados... sino ya tienen un ejemplo de lo que los mismos seropositivos ”antiguos" enseñan a las personas que supuestamente deben ayudar a romper el estigma... les enseñana a estigmatizarnos.

Y no... yo no soy de mucha paciencia... mi primera reacción fue pararme y decirle "pero si yo soy Positivo“. Pero miré a mi lado... y no sé si fue un error. El asunto es que vi a mi mamá mirándome y supe que si lo decía frente a todos... yo no iba a salir herido de esto... pero talvez ella sí. De hecho le pregunté ”¿puedo decirlo?“ y ella me dijo ”decir ¿qué?“. Y me pareció que ella no deseaba que hablara. Y me frustré. Por demás está decir que casi me linchan... todos los de ese curso me miraban como diciendo ”¡qué insentato! ¡claro, como él no es seropositivo! ¡Claro como él no sabe lo que se siente!“. Pero yo si sé lo que se siente... mucho más que todos ellos juntos... y sé lo que se siente el decirle a otra persona que puedes haberla infectado... y sé lo difícil que es... y sé el miedo, el temor, la depresión, la desesperanza... la culpa... yo sé mejor que ellos lo que se siente. También sé que ellos no tienen derecho a subestimar mi fortaleza como ser humano, ni mis deseos de hacer las cosas bien... y en esto hablo por mi, pero no necesito que me digan ”shhh... no digas nada... yo te cubro" cuando yo sé que la vida de las otras personas están en juego.

Bajé mi tono de la discusión... por primera vez me sentí atado... y maniatado por el silencio... no tengo problemas en decirles a todos que yo soy Hiv+ y que no me averguenzo y que sus penas y temores se los guarden para ellos no para nosotros. Pero fue el gran dilema que no logro resolver hasta hoy... ¿Qué era mejor.. sentirme bien conmigo mismo o hacer sentir bien a mi mamá?. Aún así no me quedé callado... les dije que como era posible que pensaran así... ¿y qué pasa con las personas que no saben que están infectadas? ¿y qué sucede con aquellos diagnósticados que no reciben ayuda? ¿y qué sucede con aquellos que jugaron con fuego y no saben que estubieron tan cerca de quemarse...?. Y todos me dijeron que era un desubicado.... que no vivimos en Europa, que estamos en Ecuador y que las cosas no van a cambiar. Ricardo reforzó la idea preguntándole a una Sra de las del curso que trabaja con pacientes PVVS "¿cuántas personas pierden su trabajo por ser seropositivos? ¿cuántas personas son insultados y atacados por su estado serológico?" La respuesta era obvia... muchos, muchos sufrimos pesares por una enfermedad, pero la solución no es seguir aceptando los malos tratos ni el estigma.... la solución es hacer un cambio.

Y esa fue mi pregunta. ¿Y entonces? si no le van a decir a nadie de su riesgo ni de que es necesario hacerse su examen para saber su estado serológico, si lo que van a hacer es aconsejar a la gente que se siga escondiendo... entonces ¿DONDE ESTA EL CAMBIO? ¿DONDE ESTA LA FAMOSA LUCHA CONTRA LA ENFERMEDAD? ¿DONDE ESTA LA LUCHA CONTRA EL ESTIGMA Y LA DISCRIMINACION? ¿D O N D E E S T Á?.

Y sí... yo estaba que hechaba chispas... Ricardo comenzó a hablar que hay agrupaciones como la “Coalición Ecuatoriana de PVVS” y apenas lo dijo yo respondí "¡¡¡esa ni me la nombres!!!“. Debo haber estado tan enojado que una Sra sentada al frente mio puso cara de asombro por mi reacción. Ya les he comentado antes que ”la Coalición" como la llaman no es muy respetada ni es una buena referencia entre las fundaciones que trabajan el tema del Hiv en Ecuador, aún así... considero que es un ente necesario... solo que si funcionara, fuera mejor. Ricardo trató de calmar el tema diciendo que la Coalición era un ente político... que podría hacer poco o hacer mucho.... pero que en todo caso... habían hecho algo... y que el recuerda que hace 6 años los PVVS no tenían atención médica gratuita y que ellos se fueron a hacer un juicio en la corte interamericana de los derechos humanos y que los PVVS también hacían marchas y manifestaciones y que él los ayudaba... pero que a los pobres PVVS los maltrataban y que ellos como fundación trataban de ayudar a los pobres PVVS a que lucharan hasta que eventualmente lograron algo.

- Si uds. notan... todo lo que dijo... sobre los "pobres PVVS“ lo dijo en tercera persona.... se refería a ”ellos“ no a ”nosotros“. Y esa es una actitud que me pudre -. Estube a una pisca de decirle... ”pero si tú y yo somos PVVS también... no te refieres a ellos, tú estabas ahí porque esto también te correspondía a ti". Pero mis alas estaban cortadas.... no hubiera querido herir a mi mamá, además.... a pesar de todo y los errores de expresión o comunicación de ideas que yo creo que tiene... Ricardo tiene derecho a revelar o no su estado serológico. Además, en serio no me cae mal... creo que es buena persona en el fondo... pero debería revisar su discurso y sus conceptos. Pena que muchos de nosotros no tengamos la fuerza de hacer la diferencia .... como dirían los gringos... pena que muchos de nosotros no seamos "in your face“, es decir... personas que puedan decírtelo ”a la cara": ¿Sí soy Hiv+ y qué?.

La discusión terminó... sin revelar mi estado era imposible mostrar o sustentar todas mis aseveraciones, la doble moral de la sociedad es muy arraigada... incluso en mis familiares. El discurso de "no te averguences de quien eres.... pero no se lo digas a nadie“ no es un discurso con el cual yo quiera vivir. Al final de toda la charla Ricardo me dijo en frente de todos ”por eso es que me gusta cuando tú vienes". Lo miré y no le respondí.

Al salir del curso convercé con mi mamá y le dije: "La siguiente vez que me diga que soy negativo le diré que no lo soy, le diré que soy positivo... si él no lo hace cuando podría hacerlo y hacer la diferencia yo lo haré“. Y mi mamá me respondió ”Y si tu haces eso entonces yo voy y le digo a todo el resto de la familia también lo tuyo. No dices que no te averguenzas entonces díselos a ellos en lugar de decirlo en ese curso que la que estudia con ellos y se sentiría mal soy yo“. De mi familia, solo mi familia cercana sabe lo mío. Yo nunca he sido ”hogareño“ y mi familia como muchas familias latinas adolece de muchas falencias culturales... ya saben... unos se llevan más con unos que con otros... unos hablan de unos y de otros... y aunque seamos familia muchas veces estamos unidos pero no revueltos. Yo he preferido evitarme el tener que explicarle a 30 personas quienes posiblemente no sepan nada sobre el virus sobre mi estatus... no quiero ser el ”pobrecito". Talvez sea una contradicción pero no encuentro razón en este momento para tener que decírselos, detestaría que alguien murmure... si de por sí cada vez que me ven me preguntan ¿y cuándo te casas?. Talvez su opinión me interesa porque al final son mi familia... talvez sea más fácil revelar mi estado a desconocidos y más aún si estos desconocidos se están educando sobre el tema.

Pero para mi mamá no funciona de la misma manera. Creo que los errores de comunicación de Ricardo no han hecho más que reforzar cualquier temor que haya tenido ella sobre los riesgos de revelar mi estado en público y hacer la diferencia. Discutimos... el hecho de ¿por qué debería sentirse ella mal de que yo revele mi estatus si las personas en ese curso se están preparando para tratar a personas con hiv? ¿Por qué deberían condicionarme en que yo revele mi estado o no si al final de cuenta es MI VIDA no la de ella? ¿Por qué ella debería sentirse mal de que yo hable de mi si yo no me siento mal de mi mismo? ¿Hasta qué punto mi estado serológico que dejó de ser una verguenza para mi es una verguenza para ella?. Yo sé como he dicho antes que mi diagnóstico genera un impacto indirecto en ella (en nuestros familiares)... pero ¿hasta eso debe tener un límite cierto?.

Y no hubieron muchas respuestas. Como siempre... los latinos cuando estamos en una discusión y no tenemos muchas respuestas y no llegamos a un punto de comprensión cortamos las vías de comunicación en medio de berrinches y gestos... y evitamos el tema. Así qué.... no sé muy bien que hacer. Si alguien tiene alguna idea, objeción, sugerencia... toda ayuda es cordialmente bienvenida.


Un toque al corazón

Y para terminar... quiero contarles algo que sucedió hace pocos días. Una persona de los foros... una Sra que luchaba contra una mutación del virus del Hiv que era multiresistente a los ARV y quién había recibido consejo de su Dra de disfrutar sus últimos momentos.... falleció. Nos dejó esta semana.... justo unas semanas después de su cumpleaños... cuando yo sentía y creía que a lo mejor no iba a morir después de todo... que todo iba a estar bien. Nos dejó... se fue.

Me resulta muy difícil escribir esto mientras estoy llorando... porque uds. talvez no sabían lo especial que era esta persona... era una mujer que luchó hasta la muerte contra el virus... luchó hasta que eventualmente su cuerpo no pudo dar más... pero su alma seguía de pie y nunca cayó al suelo. Fue una persona que en sus últimos momentos... y aún siendo consciente de ello nos escribía diciendo "quiero vivir... quiero seguir viviendo y no me rendiré ante el virus". Fue una persona que tomó sus medicinas hasta el final luchando por sobrevivir. Fue un ser especial.... un ángel para muchos de nosotros..... un ejemplo a seguir... un ejemplo de la forma en que muchos de nosotros queremos vivir... o morir. Fue una persona que a la distancia... nos llevó de la mano con ella a convivir estos últimos meses de su vida.... y nos ayudó a prepararnos sobre como podría ser el momento de partida. No hay palabras para expresar lo especial que fue ella para mi... ni lo mucho que admiré y admiro aún hoy su lucha... sus ganas de seguir viviendo.... su deseo de no morir cuando hay tanto que hacer y tanto por qué vivir.... Fue la primera persona con la que me identifiqué y muere debido al Hiv.

Y esto ha dolido mucho. Tanto que no me he permitido llorarlo completamente.... por eso tenía que escribir acerca de ello... para dejar que las lágrimas salieran y te dijeran Christine que te extraño tanto... no puedo creer que ya no vas a seguirnos escribiendo... a seguirnos alumbrando... dándonos con tu vida más ganas de vivir. No puedo creer que ya no estés aquí... justo cuando me animé a escribirte y a contarte que no debías preocuparte por qué nos pasaría después de la muerte. Justo después que te conté que Dios es bueno y es un Dios de amor y paz... no de ira y rencor. Justo después que me respondiste agradeciendo mis palabras.... y que me dijiste que estabas de acuerdo en que un día pudieramos conversar por messenger... justo unos días después te me has ido amiga. No es posible... Hubiéramos podido conversar tanto juntos... habían tantas cosas que quería saber de ti y contarte de mi... quería tanto conversar contigo, quería ser tu amigo. Me tardé en escribirte Christine... lo lamento mucho, no sabes cuanto lo lamento... incluso creo que talvez no leíste mi último mensaje en dónde te daba mi dirección de correo para conectarnos y conversar.... y ahora... un par de días después... ya te has ido.

Lo lamento mucho.... te extraño tanto.... tus palabras nos hacían tanto bien. Por lo menos ahora sé que alumbrarás el cielo con la grandeza de tu espíritu y sé que ahora ya estarás bien... ya estás bien Christine... y aunque por un lado me da gusto saber que ya no sufres de dolores en tu estómago... la pena de que te fuiste es algo que no puedo retener. Te llevaste parte de nuestro corazón contigo... te extrañaremos mucho.

Vela para ChristineLos chicos de los foros van a encender velas el lunes 22 de Octubre a las 2pm hora de la Costa Este de USA para poder coincidir con la hora de tu funeral amiga... y ¿sabes lo más importante? ¿sabes lo más especial? Aún aquellos que no podrán asistir a tu funeral van a hacerlo... Christine vas a tener velas en muchas partes del mundo diciendo lo que todos sentimos por ti y cuanto te extrañamos amiga. Hubiera querido que pudieramos conversar más.... más que solo unas pocas palabras.

Yo también desde Ecuador estaré presente de corazón al lado tuyo... talvez no tenga una vela en mi mano en ese momento... pero prenderé la linterna de mi celular a la 1pm en punto el día 22 de Octubre para coincidir con la hora de tu funeral... y oraré por ti, para que siempre sepas que nunca has estado ni estarás lejos de nuestro corazón. Yo sé que todo esto ya lo sabes... también sabes que los chicos han puesto velas en tu memoria en el Servicio de Velas Conmemorativas por Sida. Yo sé que todo esto ya lo sabes... es solo que como no pudimos nunca conversar bien.... quería que al menos en mi “hasta luego” pudiéramos compartir algo un poco más el uno del otro... y que sepas que para mi significaste mucho. Has sido un ejemplo de como luchar... te lo aseguro. Y le agradezco a Dios un mundo el haberte conocido... aunque haya sido de lejos. Te extrañaremos mucho amiga, mucho.

Tu amigo que te quiere, Juan Carlos...