Who knew? - ¿Quién lo sabría? ¿Quién lo hubiera dicho? (Canción de la Cantante Pink)

A medida que convives con una enfermedad seria... sea esta 160575575_6b1a02eeb2.jpgun problema hereditario, algo fruto de un accidente, un virus adquirido o simplemente una de esas cosas “unexpected / inesperadas” (esas cosas que de repente te caen sin saber de donde diantres vinieron porque nadie más en tu familia lo tuvo antes...).. en fin, a medida que convives con algo así... te das cuenta de ciertas particularidades de la vida... invisibles para los que no caminan el camino en el que estamos enrumbados. De repente... la naturaleza humana se hace un poco más clara.... simple... sencilla... fácil de interpretar aunque no siempre de comprender.... de repente... la vida tiene señales direccionales.... que parecen invisibles para los demás... una via.... doble via... NO.... Alto!.... No te detengas aquí....pero a veces la gente alrededor tuyo no las ve... y aunque tú las veas.. a veces ya no importa porque ya no puedes retroceder el tiempo.... lo hecho... hecho está.

Y entre las cosas que aprendes sea por analisis, por experiencia, por asimilación u osmosis.... entre todo eso... comienzas a entender que los acontecimientos en cada ciclo de vida humano suelen tener razones de ser.... y de repente para no declarar una perdida como algo garrafal, desastrozo y definitivo... de repente te das cuenta que el ser humano si se esfuerza... logra... encontrar algo bueno aún en la peor de las circunstancias... pero no es sencillo... se requiere esfuerzo.. a veces mucho... para algunos es porque dicen que el ser humano es un iluso y un soñador que siempre espera una luz al final del camino... para otros.. dicen que es simplemente fe.... y que esta mueve montañas.... yo digo que no importa que diantres sea... si eso te ayuda a seguir.

Y si lo consigues... si consigues avanzar y superar una perdida como es la de la vida como antes la conocías... como la concebías.... comprenderás algo.... algo que yo aprendí hoy.... entre todas las perdidas, las ruinas... y las calamidades dejadas por el desastre que te sucedió... el dolor, se vuelve una constante. Yo pensé que el dolor era como una pastilla analgésica... te la tomas una vez, te la tragas por muy amarga que sea... te daña el estómago...pero una vez que tu cuerpo la asimila te comienzas a sentir bien otra vez y luego... zas!... ya no la necesitas. Pero en realidad no... el dolor es más bien como la jaqueca que vuelve a tu vida cada cierto tiempo a veces en situaciones inesperadas.

En estos años (wow... quién diría que esta “aventura” ya tiene algún tiempo... cuando todo comenzó no podía imaginar el sobrevivir siquiera este tiempo), en fin, en estos años viviendo con un huesped no deseado en mi cuerpo... desarrollé una habilidad vital, crucial y necesaria para sobre llevar una enfermedad como esta... “mirar hacia adelante”. Sip... porque mirar hacia adelante es lo que te mantiene en movimiento... hay quienes miran al suelo y se los lleva la depresión... hay quienes miran al cielo pero no se mueven o si caminan mientras miran al cielo y luego tropiezan y se caen, le hechan la culpa a los de arriba por ello... cuando ellos desde alla deben pensar y decir: "Hey menso... mira el camino que te puedes caer!". La realidad es que cuando vives en una zona post destrucción lo único saludable es mirar adelante porque el resto... para donde sea que mires solo verás ruinas. Y las ruinas deprimen porque era lo que tu vida pudo haber sido y no fue... pero también sé que a veces mirar alrededor no se puede evitar.

Eso me pasó el viernes, estaba de lo más normal... en el trabajo, cuando por internet le hice una broma a unos amigos que se han ido al cine y de repente una de ellos me respondió:

“JC... no te nos pierdas, mira que te extrañamos.......... vamos a la playa este 28 y 29 Nov.... Y vamos a Quito este 5 y 6 Dic por sus fiestas.. ANIMATE!!”

Y aunque suene tonto... ese simple mensaje... de hecho la simple frase "te extrañamos" fue la que me envió hacia atrás en un viaje en el tiempo (otra vez...). Y lo primero que se me vino a la mente fue una imagen... estaba yo con todos mis amigos... como antes.. riendonos... como cuando era feliz... bueno, ahora soy feliz pero de otra manera... no es la misma felicidad original... está mezclada con decepción y resignación... buena mezcla, sabe rico. Y el problema de todo fue que recordé como era antes... como solía ser yo antes que el Hiv me cambiara la vida... y lo peor fue que como suele suceder con el pasado.... la visión del mismo suele durar solo un momento... y cuando desperté o regresé del viaje en el tiempo... fue un shock... era como si hubiera despertado y miré... y... todo, todo... todo... todo era ruinas. Y lloré cry.

415525_devastacion15.jpgMe parecía mentira saber como todo ha cambiado.... y como lo que yo pensé que sería mi vida dejó de ser. Y aunque esto haya pasado casi tres años atrás... no deja de doler cada vez que lo recuerdo. Y entonces aprendí... que en la vida hay constantes... y que unas constantes generan otras más. Entonces... si vives con una constante, una enfermedad constante... esa enfermedad constante... puede traerte melancolía constante, dolor constante y penas constante.... que tienes que constantemente superar para poder seguir. (...suspiro)... ¡Qué constante que es el mundo!mmm.

Pero hay una cosa más... ya que luego de la devastación no queda solo escombros y penas constantes... queda algo de resurrección... ya que con el tiempo, la pena y el dolor se transforma con la nueva realidad y estilo de vida que asumes para ti... y esto segrega una cierta esencia de "resignación" que perfuma el ambiente... algo así como perfume de otoño (aunque acá no tengamos esa estación del año).

Talvez ya no lloro tanto por lo que pasó... porque eso ya lo lloré. Ya fue, ya sucedió... y nada se puede hacer. Talvez lo que me duele todavía es... no sé talvez es... es el who knew? ¿Quién sabría? ¿Quién lo hubiera dicho? ¿Quién se lo hubiera imaginado?. Definitivamente yo no. Y eso es lo más triste de todo... no lo vi venir, ni en mis sueños ni pesadillas pensé que me tocaría estar aquí... pero a aquí estoy y no me puedo salir. A veces es como estar atrapado viviendo una enfermedad que no deseas sentir, una realidad que no deseas tener... porque... porque en el fondo no creías que este fuera tu lugar en el mundo. No naciste para hacer esto... no naciste para tener esto... tu te merecías algo más, algo diferente.. algo distinto... algo mejor. El futuro te lo habías pintado diferente... Sí... yo sé lo que se siente, pero ya ves... muchas veces nos equivocamos y nacemos para hacer, realizar o caminar caminos diferentes a los que pensamos.

Y fue cuando esta canción vino a mi...

Cantante: Pink / Título: Who Knew / País: USA

Es gracioso como llegó esta canción a mi... por casualidad. Y es gracioso porque al escucharla no la relacioné con mi vida, se la iba a dedicar en honor a cierta persona que me partió el corazón... pero al oirla y oirla casi mil veces en los últimos 3 días... y luego del mensaje de mi amiga... me encontré a mi mismo reflejado en la letra. Y supe que más que dedicarsela a alguien más... era para mi. Al menos de arriba me ayudan a desahogar cuando se necesita... se les agradece. Aquí la letra y su traducción... para que vean a lo que me refiero



Traducción:

Tomaste mi mano,
me enseñaste cómo,
me prometiste que
siempre andarías cerca
uh, huh
Así es.
Tomé tus palabras
y creí en todo
lo que me dijiste,
aha, así es.

Si alguien me dijera que dentro de tres años
estarías lejos
me pondría de pie y los golpearía
porque estarían completamente equivocados
yo lo sé
porque dijiste ¨por siempre y para siempre¨
quién lo hubiera sabido?

Recuerdo cuando eramos unos tontos
y tan convencidos y tan ¨geniales¨,
ay no, no, no...
Desearía poder tocarte otra vez,
desearía poder llamarte amigo.
Daría cualquier cosa...

Cuando alguien dijo ¨cuenta tus bendiciones ahora
antes de que se hayan marchado¨,
supongo que no supe cómo,
estaba completamente equivocado.
Ellos lo sabían
aunque dijiste “por siempre”
y para siempre...
quién lo hubiera sabido?.


Te guardaré en mi cabeza
hasta que nos encontremos otra vez
hasta que, nos encontremos otra vez
y no te olvidaré, amigo mío,
...aquello que sucedió.

Si alguien me dijera que dentro de tres años
estarías lejos
me pondría de pie y los golpearía
porque estarían completamente equivocados
Ese último beso lo atesoraré
hasta que volvamos a encontrarnos.
Y el tiempo lo hace
más difícil
Yo desearía que pudiera recordar...
pero guardo
tu recuerdo...
Me visitas en mis sueños.

Mi amor, quién lo hubiera dicho?...
Mi amor,
mi amor...
Quién lo hubiera dicho?,
mi amor...
Te extraño
Quién lo hubiera dicho?,
Quién lo hubiera dicho?...


Qué melancólica puede volverse la vida a veces. Esta canción suena mucho en mi mente hoy... y el coro es lo que más retumba en mi cabeza y me pone triste... la parte que dice:

Si alguien me dijera que dentro de tres años estarías lejos, me pondría de pie y los golpearía porque estarían completamente equivocados. Yo lo sé, porque dijiste ¨por siempre y para siempre¨. ¿Quién lo hubiera sabido?

Es triste porque si alguien me hubiera dicho hace 3 años que esto me iba a pasar a mi... realmente le hubiera partido la cara sad, porque yo sabía (o creía saber) cual era mi destino... tenía mis planes... lo tenía todo medido y pensado, planificado... y todo lo estaba consiguiendo... pero ¿Quién lo hubiera sabido? who knewquestion.

Cuando alguien dijo ¨cuenta tus bendiciones ahora antes de que se hayan marchado¨, supongo que no supe cómo, estaba completamente equivocado. Ellos lo sabían aunque dijiste “por siempre” y para siempre... ¿quién lo hubiera sabido?

Antes de que esto pasara... no sabía lo afortunado que era.. ahora lo sé, pero ya todo se ha ido. Cuando tenía que haber agradecido lo que tenía no supe como hacerlo porque pensé que duraría para siempre... pero ¿Quién lo hubiera sabido? who knewquestion.

1221819064144_f.jpgEn fin....

Tal como dije... la tristeza casi tres años después se mezcla un poco con resignación. Un poco.. aún sigo más triste que resignado... pero... eso ha de cambiar con el tiempo... es cosa de acostumbrarse... las pastillas... visitas al doctor todos los meses... los examenes de sangre... los no comas esto, no comas aquello... las gripes que te pegan durísimo y que no parecen acabar... la gente que te sobre protege porque creen que todo te hará mal... los compañeros de trabajo que te lanzan indirectas diciendo ¿tú tienes mucho tiempo con esa gripe, verdad?, o cuando de imprevisto y sin autorización vienen a tu escritorio y cojen tus pastillas y se ponen a leer la etiqueta mientras dicen ¿Qué estás tomando? (menos mal eran vitaminas.. ODIO que la gente se comporte así). Todo eso y mucho más... se irá volviendo manejable (porque todavía no lo es). Normalmente no me quejo tanto de eso, es porque trato que no me pese... pero en días como hoy... uno solo dice... ay Dios mío...

Pero lo bueno de todo esto es que con el paso de los años, he encontrado amigos... que están ahí. Los de aquí que me visitan cada cierto tiempo, los que escriben mucho, los que escriben poco... y los que solo leen y no escribensmiley pero que igual te visitan. Con los que chateas mucho, o poco o nada.. pero que sabes que están ahí. Eso te hace sentir no tan sólo... porque como me dijo un conocido ayer al salir de una reunión en un restaurante de moda... "con el paso de los años, lo único que te queda en realidad son los amigos". Y es así... porque en un abrir y cerrar de ojos tu vida puede cambiar... who knew?.

Uno de esos amigos, mi amigo Nico (Uruguay) a quien le conté como me sentía por lo sucedido me dijo:

y? que tiene eso? nadie es igual para siempre. Es solo estar a gusto con uno mismo, no te creas menos ni más que nadie por nada, solo sentite a gusto. No importa lo que fuiste, o lo que vas a ser, importa lo que sos ahora.

Y por otro lado ¿qué ibas a ser? no tiene sentido eso, no ibas a ser nada. Ahora sos lo que sos. Sos jc, sos una persona, somos todos distintos no sos más ni menos que nadie, sos vos. Deja de creerte más o menos, deja de tener que sentirte que necesitas algo para demostrarte a vos y a otros que sos mejor, que sos feliz y solo sé feliz, contigo mismo.

Y me pareció una idea sensata. Porque con la resignación viene la asimilación, y ya luego... ¿qué importa?. No me debe de importar porque ya quedó atrás... me dolerá de vez en cuando cuando vuelva a ver todo esto... pero no me quedaré sumido en el dolor por mucho tiempo... porque habré aprendido a avanzar... por cierto, ¿estaba caminando no?. Así que me puse de pie... me sequé las lagrimas...dejé de mirar a los lados y volvi a mirar hacia el frente... y decidí seguír avanzando rumbo hacia donde se pone el sol... porque dicen que la luz es un buen camino a seguir... y a mi me gusta.