Something has left my life and I don’t know where it went to / Algo ha dejado mi vida y no se donde se fue - The Cranberries - Song: Empty (Vacío)

My identity, has it been taken? Is my heart breaking, on me?/ Mi identidad, ha sido tomada? está mi corazón rompiendose, sobre mi? - The Cranberries - Song: Empty (Vacío)

All my dreams, it suddenly seems, It suddenly seems....Empty / Todos mis sueños, de repente parecen, de repente parecen.... vacíos. - The Cranberries - Song: Empty (Vacío)

Cantante: The Cranberries / Canción: Empty / País: Irlanda

En fin me he tomado mi tiempo antes de volver a escribir... estaba incluso pensando en no hacerlo... pero .... (suspiro)... ha pasado tanto ahora último... y tan rápido. Es complicado porque no se por donde mismo empezar... han pasado muchas cosas buenas y muchas cosas malas... resultando todo en una nulidad de sentimientos. Es como si tuvieras -15 y lo sumas a +15 el resultado da... cero. Pero eso no indica que el -15 no te haya afectado ni que el +15 tampoco, solo indica que las emociones producidas por ambos se han contrarestado hasta dejarte vacío... carente de sentimiento... como si vivieras en el limbo... y no se si sea bueno o es como parte de un estado de catarsis... solo se que me siento así.

Lo bueno...

Lo bueno ha sido que ya va casi medio mes o un poco más que no sufro por cierta persona que me ha costado olvidar. En realidad ya ni me acuerdo la fecha de cuando hablamos, ya no veo su perfil online, le borré de mis contactos e incluso puse algo de espacio de por medio... y ha funcionado, estoy más tranquilo, no súper feliz... porque aún existe melancolía pero más adaptado a la situación.

Lo bueno es que mi salud sigue bien, además parece que hay una nueva y buena oportunidad laboral en el horizonte... lo cual podría ser algo espectacular para mi vida.. espero que se de.

Lo bueno es que he encontrado algo de paz en mi, en mi soledad y en mi estilo de vida.

Lo bueno es que ya viene navidad y este año que no ha sido malo, se acaba... el próximo año tengo fe que será mejor aún.

Lo bueno es que mañana tengo cita con el dr y me dirá mi nuevo cd4.

Lo bueno es que hay muchas cosas saliendo bien en mi vida y eso me alegra.

Lo malo...

Lo malo es que aunque estoy muy recuperado de esta persona con quien no funcionó una posible relación y aunque casi no pienso... en el fondo sigo un poco melancólico, pero asumo que debe ser normal. Lo otro malo es que he conocido personas interesadas en algo conmigo pero no han sido mi tipo... asi que me ha tocado la ingrata tarea de desinflar sus ilusiones... a mi... que acabo de pasar por exactamente lo mismo... vaya.

Lo malo es que estoy algo cansado de mi trabajo y en verdad me quiero cambiar YA!. Y que este año se acabe... ya quiero descansar un poco en Navidad.

Lo malo es que estoy algo preocupado por mi examen de cd4 ya que podría ser el comienzo del momento en el que deba comenzar las medicinas ARV y no quiero hacerlo. Tengo algo de temor por el resultado.. intento imaginar que mi sistema inmune puede estar bien, que en lugar de bajar mis defensas podrían haber subido... pero no logro cristalizarlo en mi mente... es que sucede que tengo un virus dentro de mi que hace exactamente eso... destruir mis defensas.. por ello me resulta difícil imaginar que estás puedan haber aumentado. Por otro lado... las medicinas.. aún no las quiero... pero es como ser halado por un río... tienes que ir a donde te lleva la corriente.. y si la corriente del cd4 va hacia abajo (como ha pasado ahora último)... pues río abajo hay que ir... directo a los arv y no quiero... y por más que intento sostenerme de lo que sea para que no me lleve la corriente no puedo detener lo inevitable... es duro cuando tu futuro ya no depende solo de ti, no está en tus manos... sino que un virus te puede obligar a hacer cosas que no quieres.

Lo malo es que viene Navidad y en esta epoca mucha gente se deprime... yo no tanto... lo tomo más espiritual... este año como todos los anteriores no habrá arbol de navidad en casa ni nada de eso que para la gente es muy normal, bueno... yo como nunca lo he tenido no lo extraño. Prefiero intentar plantar un pesebre en mi corazón...

Pero lo malo de estas fechas es que mi tío que había estado enfermo, falleció hace un par de días.




Es un poco complicado explicarlo todo.... han sido muchas cosas en mi cabeza.. en especial este fin de semana... el viernes les hice una broma a los de la oficina me preguntaron si me iba de fiesta y les dije que me iba de entierro (para el que lo pueda comprender)... y total... hice exactamente eso... acabé enterrando a mi tío.

Y ha sido complicado... no he sabido que sentir. Por un lado me alivié con su muerte (aunque me apene decirlo) pensé que talvez ahora sí descansaría.. aunque no lo pude volver a visitar luego de su salida del hospital... mis primos comentaban que su salud no era estable... mejoraba y recaía frecuentemente llegando al punto que ningún inepto doctor de este país sabía que le pasaba y porque caía en cuadros de anemía severa. Mis primos se turnaban para cuidarlo, alimentarlo, limpiarlo y etc. Luchó 5 meses. Estaba cuerdo, mi mamá le preguntó el miércoles pasado como estaba y el le respondió "Luchando!". Y talvez eso fue lo que dolió más a todos... haber luchado tanto para no haber podido salvarlo. Y me sentí algo tonto y culpable por sentirme un poco bien con su muerte.. me refiero a que me imaginé que ahora estaría tranquilo.

Mucha gente lloró... yo no lloré... no podía... no lo sentía....no sentía nada... sentía un vacío... hasta casi un sentimiento de paz.... asumí que sería por el hecho de que yo ya he estado caminando mucho tiempo por la senda en la que se termina la vida. Pensé que talvez el estar ya acostumbrado a la idea de vivir cerca de la muerte había hecho que esta noticia no me impactase tanto. Pero me sentí igual algo culpable por como me estaba sintiendo... porque no me sentía como se sienten los demás de mis familiares... pero ¿cómo podría? ellos tampoco podrían sentirse como yo me siento.

Intenté consolar a mis primas durante el velorio.... decirles que talvez era lo mejor... decirles que él iba a estar bien.... decirles que talvez era momento de aceptar que él por fin estaba en paz y que también a pesar de que se nos hubiera ido... luchamos y dimos el todo por el todo... y ¿saben qué? me senti estúpido. No creo que ellas me comprendieran y en realidad no tenían por qué hacerlo... para el ser humano normal la muerte es un fenómeno aislado... que se vuelve recurrente con los años, a medida que uno se acerca a la vejez... pero que antes de eso.. no se vuelve una realidad... para ellos es como si fuera un rumor.... pero para mi, la muerte es como el espejo en el que me veo reflejado todas las mañanas... y he aprendido un poco a ver a travez de el.

Luego pensé que era mejor quedarme callado y dejarlas que pudieran sufrir en paz la perdida de un ser querido... porque a la final pensé que una perdida y ese tipo de pena solo hay una forma de sanarla... sufriendola, llorando... dejando que te consuma... hasta que se evapore... y te quede la resignación. Intenté no volverme el salvador del mundo ni el gurú espiritual de nada... y simplemente ser un hombro más y abrazos y muestras de cariño para mis primos.... durante muchos años no fuimos muy unidos y yo no soy precisamente el más hogareño y comunicativo de la familia, pero en estos últimos meses... volvimos a ser un equipo. Hubiera querido poder hacer más... pero espero que en lo poco que pude hacer ellos hayan sabido que mi tío significó mucho en mi vida... fue una de las imagenes paternas más cercanas que tuve y que aunque no lloré... lo extrañaré, porque su presencia en las reuniones familiares era algo que no podía faltar... era un patriarca para todos. Y era uno de los que siempre cuando me veía me saludaba con cariño... no como otros familiares.

Que por cierto, siempre abundan... y en medio velorio comenzaron a hacerme la típica pregunta ¿y aún no te has casado?. Jódanse! NO, no me he casado y más de uno puso cara de "uy no que asco" pero cuando la imbecilidad es grande... lo mejor es ignorarla, serán parientes pero su opinión no me importa un pepino. Estaba en el velorio de mi tío, eso es mucho más importante que sus opiniones sobre mi vida.

En fin... el ambiente y todo era muy confuso para mi... no entendía mis sentimientos o la falta de ellos... y había tanta tristeza en el ambiente... que me abrumaba. Mis primas se acercaron a llorar en mi hombro... tantos recuerdos... una me dijo "no resistió... mi papi ya no resistió... no pudo seguir“ mientras lloraba y a mi se me partía el corazón y no sabía que decir... así que solo la abrace y traté de decirle que mi tío estaba bien. Luego conversaba con otra prima y me contó como sucedió su muerte... y me contó que un día antes... ella se le acercó a la cama y le dijo... ”Papi mire, le compré un afiche de un arbolito para que lo ponga en la pared.... porque ya es Diciembre, ya mismo viene la Navidad..." .... y comenzó a llorar sin poder contenerse... yo también lloré... un poco. Fue el único momento que sentí que seguía vivo... porque tanta calma ante la aflicción de los demás... y ante la perdida de un ser querido... era como si... fuera yo el muerto... como si me hubieran extirpado el corazón.

Hay una tradición en este país que enseña que antes de enterrar a alguien uno debe acercarse a su feretro y despedirse, yo no quería ver a mi tío así... me dijeron que su rostro había cambiado. Cosa que aún no entiendo... supuestamente los huesos daban la forma al rostro... por muy delgado que mueras... no deberías parecer otra persona. Pero fue así, al último momento me acerqué al feretro a despedirme... solo porque si estoy aquí tengo que comenzar a acostumbrarme a como morimos. Estaba muy pálido y definitivamente lucía diferente... me sorprendí... pero mientras acompañabamos su feretro a ser sepultado... decidí que la única imagen de mi tío que guardaría en mi memoría sería la de sus mejores días, ya que a pesar de todo.. siempre podemos decidir recordar de la mejor manera a quienes queremos.

Ha sido un fin de semana duro.... mis primos esperaban contar con mi tío para Navidad.... y yo no esperaba que mi mundo siguiera cambiando tanto...